• Missatge del Papa


    "El mal s’escamparà tant, que l’amor de molts es refredarà"
  • DIA DE HISPANOAMÈRICA 2018


    Esglèsies joves, alegria i esperança
  • JOVES I MISSIÓ


    “Escoltar als joves i fer-los protagonistes” Francesc
  • Guia Compartir la Missió 2018


    Propostes de voluntariat missioner per joves
  • TROBADA MISSIONERA DE JOVES 2018


    6 al 8 d’abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓ MISSIONERA


    Recursos per l’animació missionera de joves
  • SUPERGESTO


    Revista missionera pels joves

Correu des de Perú

El somriure sempre present
de la gna. Elena

A la Delegació de Missions de Lleida tenim una tradició. Cada any, uns dies abans de Nadal, enviem un paquet a cada missioner i missionera. En ell hi posem entre altres coses, torró i una agenda. És un petit detall que ens ajuda a mantenir el vincle amb els missioners i missioneres sortides des d'aquesta diòcesi. Fa uns dies vam rebre un correu electrònic escrit per la "nostra" missionera més veterana. Així es sentia en rebre el paquetet nadalenc:

"Muy queridos y siempre recordados, los responsables de las misiones de Lérida. En este momento acabo de recibir el paquete de Navidad con el turrón, la agenda y las cartas de Monseñor, el Obispo de Lérida y la carta de la delegación firmada por  Caritat en nombre de todos.
       Mil gracias, ha sido una gran sorpresa, pues siempre me llegaba a fines de Noviembre o principios de Diciembre y este año... hoy. Pensé que ya se acabó el envío. Veo que nos siguen acompañando y endulzando. Correspondo con mi oración. Me hizo mucha ilusión la felicitación de Navidad de este año que era la foto del nacimiento que yo les había llevado en algún viaje. Ya me despedí del todo de regresar a España.
La gna. Elena, amb una de les persones que acompanya,
en la seva "Pastoral de l'escolta".
Ya saben que estuve el pasado año, en marzo,  pero mis próximos a cumplir 92 años ya me lo impiden aunque me valgo por mi misma y la mente la tengo clara, las fuezas están muy flojas y las rodillas muy gastadas con peligro de romperse. El regreso fue muy duro, como nunca,  así que desde aquí seguiré comunicando para que sepan que todavía existo y cuando Jesús  me lleve a la vida que nunca acaba, ya diré a mis hermanas, de Lérida, que les avisen. Y estará la MISIÓN CUMPLIDA para ustedes y para mí.
      Un abrazo muy fuerte y agradecido para cada uno.Elena Amorós,ccv.






0 comentaris :

Publica un comentari a l'entrada

Ens agraden els comentaris constructius fets amb respecte!